Recomendaciones
Blog La estructura narrativa como arte de contar historias
Blog La estructura narrativa como arte de contar historias

La estructura narrativa como arte de contar historias

septiembre 9, 2021
estructura narrativa cine

La narración es una composición estructural en la que se relata y describe un suceso en orden cronológico o mediante un conflicto. En la narración intervienen elementos como los personajes, las acciones y los acontecimientos que se constituyen como las partes esenciales de un film narrativo argumental. La estructura narrativa es el elemento más importante del guion DE CINE, pues es lo que sostiene una historia. Por ello, una buena estructura narrativa de cine debe estar completamente integrada en la historia.


EL ORIGEN DEL CONCEPTO DE ESTRUCTURA NARRATIVA

Pero, ¿qué entendemos por estructura narrativa o estructura de texto narrativo? El origen del concepto viene de los antiguos griegos, concretamente, del año 321 a.C., con Aristóteles, quien estableció los principios de la estructura dramática en su obra Poética. La idea de Aristóteles es que la vida también tiene una estructura dramática en el sentido teatral, esto es, que existe una lógica causal mediante la cual se produce una identificación. El filósofo griego dividió la narración de una historia en tres actos: principio, medio y fin, actos que hoy día denominamos planteamiento, nudo y desenlace.

Aunque esta es la estructura tradicionalmente conocida, como veremos, en las vanguardias artísticas la estructura narrativa del cine puede presentar múltiples variaciones. Uno de los directores más representativos de la Nouvelle Vague -corriente crítica fundamental en la historia del cine- Jean-Luc Godard, dijo que “una historia debe tener un comienzo, un desarrollo y un final, pero no necesariamente en ese orden”.

La estructura narrativa de una película generalmente sigue esta premisa: un determinado tipo de persona sigue una meta concreta que va cambiando a medida que enfrenta obstáculos para lograr finalmente (o no) esa meta. Un ejemplo de estructura del texto narrativo sería: en el acto I un famoso botánico y sus dos ayudantes emprenden un viaje para explorar y catalogar las plantas que crecen en una determinada zona del Amazonas. En el acto II el barco en el que viajan vuelca al atravesar una tormenta y el botánico resulta gravemente herido. En el acto III uno de los ayudantes parte a pie en busca de ayuda y regresa sano y salvo. La esencia de la estructura narrativa del cine se basa en que alguien desea algo y tiene diversas dificultades para alcanzar su objetivo.


> ¿Quieres estudiar cinematografía?


EL PARADIGMA DE SYD FIELD

Syd Field, autor de El manual del guionista, ha esbozado un paradigma que siguen la mayoría de los guiones de cine. El autor considera que la estructura es el elemento más importante del guion, lo que sostiene una historia y permite su desarrollo, afirmando que un guion sin estructura no tiene línea argumental, dirección ni línea de desarrollo. Para Syd Field, un buen guion debe tener siempre una sólida línea de acción dramática y avanzar progresivamente hacia una resolución.

En este sentido, la estructura narrativa es una herramienta que permite moldear y dar forma al guion, manteniendo todos los elementos unidos: la acción, los personajes, la trama, los incidentes, episodios y acontecimientos que constituyen la historia. Para el novelista, guionista y dramaturgo estadounidense William Goldman, la estructura “es la columna vertebral que sostiene toda la historia”, la formación de un “todo” a partir de la relación entre sus partes: los personajes, la trama, la acción, el diálogo, las escenas, las secuencias, los incidentes y los acontecimientos, que se ordenan bajo la división clásica: principio, medio y final.

Según Field, esta división es lo que tienen en común todas las historias en cinematografía, independientemente de su duración; una película dura alrededor de dos horas, lo que significa que una página escrita del guion equivale a un minuto de tiempo en pantalla. Así, el acto I o principio es una mitad o bloque de acción dramática o cómica, de unas treinta páginas de extensión, comenzando en la primera página y prolongándose hasta el plot point o punto de giro del final del acto I. Se enmarca en el contexto dramático conocido como “planteamiento”.

El acto II es una unidad o bloque de acción que va desde la página treinta hasta la noventa aproximadamente, es decir, desde el plot point del final del acto I hasta el plot point del final del acto II. Es conocido como “confrontación”. Por último, el acto III también es una unidad de acción, va desde la página noventa hasta la ciento veinte, o desde el plot point del final del acto II hasta el final del guion. Se denomina “resolución”.

Aunque puede haber variaciones, lo importante del paradigma de Syd Field es que permite establecer las relaciones dramáticas entre el todo y sus partes.

TIPOS DE ESTRUCTURA NARRATIVA

No obstante, existen diferentes tipos de estructuras narrativas, desde la narrativa clásica de Hollywood (el movimiento narrativo comienza con un deseo del personaje principal, la presentación de una fuerza contraria o antagónica que se opone al deseo o la meta del protagonista, quien deberá lograr cambiar la situación para alcanzar finalmente sus propósitos), hasta la narrativa alternativa más experimental en la que el autor nos plantea la historia de una manera más fragmentada y menos clara y formulada. En este tipo de narrativa los deseos no se expresan de una forma tan obvia ni intencionada, los conflictos pueden tener una resolución dudosa y la presencia de un antagonista no es imprescindible.

En síntesis, el lenguaje fílmico cuenta con diversas formas de expresión que pueden ir desde una estructura narrativa clásica con la que estamos más familiarizados, hasta una creación experimental de difícil interpretación.

Aunque Hollywood ha marcado a lo largo del tiempo una determinada forma de contar historias que se ha ido generalizando en el mundo cinematográfico, creando ciertas convenciones que podemos observar claramente en el paradigma de Syd Field, otros autores como Robert McKee (autor de El guion) consideran que no podemos valorar si es más importante la estructura o los personajes, ya que personaje y acción se muestran inseparables: “la estructura es sus personajes y los personajes son la estructura. Son lo mismo, y por lo tanto una no puede ser más importante que los otros”.

Además, en la actualidad, la multiplicación de medios, formatos, soportes y agentes audiovisuales impulsa el desarrollo de nuevos modelos narrativos desde la hibridación de géneros y formatos que responden a la aparición de un público cada vez más activo y diverso que elige entre una amplia oferta de entretenimiento.