Escuela de artes TAI
Recomendaciones
Cerrar

Solicita información sobre nuestros estudios

Blog Postproducción audiovisual: ¿qué es y en qué consiste?
Escuela de artes TAI
Blog Postproducción audiovisual: ¿qué es y en qué consiste?

Postproducción audiovisual: ¿qué es y en qué consiste?

marzo 29, 2022
Master en Postproduccion y VFX-Blog

¿Qué es la postproducción audiovisual y en qué consiste el flujo de trabajo? Conoce las etapas esenciales que permiten llevar una historia del guion a la pantalla

La postproducción es una pieza clave de la realización audiovisual, profundamente vinculada a otras etapas como son la preproducción y la producción. La postproducción es la fase final en que se logra una estructura coherente que permite reflejar la idea final de un proyecto dotándolo de la perfección técnica y artística necesaria. Por tanto, la postproducción incluye una serie de etapas principales: montaje subtitulado, voz en off, efectos especiales o corrección de color, entre otros.

El Área de Animación y Postproducción de TAI incluye programas formativos para todos los niveles y especializaciones que existen en este amplio sector: Diplomatura en Animación 3D o en Postproducción y VFX, Master en Montaje y Corrección de Color para Cine y Series de TV y Master en Postproducción y VFX.

¿Qué es la postproducción?

El proceso de elaboración de una obra audiovisual se compone de tres fases principales: guion, rodaje y postproducción. La postproducción se podría definir como la manipulación del material audiovisual, la imagen, el sonido, la músico, el color y la mezcla final de todos estos elementos. El objetivo es concretar la idea final de la pieza.

Los/as profesionales que intervienen en este proceso suelen ser: montadores/as (encargados/as del montaje o edición de las imágenes), montadores/as de sonido, músicos, mezcladores/as (unión de todos los sonidos), artistas VFX y etalonadores/as (las personas que en el proceso final igualan la luz de todos los planos de las secuencias y dan una continuidad a la obra). No obstante, a la hora de tomar las decisiones finales, quienes intervienen activamente suelen ser el/la productor/a y el/la director/a.

¿En qué consiste el flujo de trabajo de postproducción? Fases

Montaje: "el latido" de una pieza audiovisual

Jean-Luc Godard dijo que

"si dirigir es una mirada, montar es un latido del corazón. La previsión es propia de ambos, pero lo que uno trata de prever en el espacio, el otro trata de preverlo en el tiempo".

En sus inicios, el montaje era un recurso más técnico que intelectual. A raíz del cine soviético y los trabajos de Vertov, Pudovkin o Eisenstein, se amplió la investigación y profundización en la teoría y práctica cinematográfica, especialmente en lo relativo al poder del montaje como elemento dialéctico. Asimismo, las nuevas tecnologías y la transformación del lenguaje cinematográfico han marcado profundamente la evolución del montaje audiovisual.


Flujo de trabajo

A la hora de montar la imagen, el/la montador/a dispone de un guion, partes de cámara con detalles de lo que se ha rodado y partes del script y del ayudante de cámara, quienes informan de cuántos planos se han rodado en cada secuencia y cómo son estos planos; asimismo, deben informar de cuántas tomas se han realizado de cada plano, metraje y duración.

Partiendo de esta información, la persona encargada del montaje de imagen inicia su trabajo eligiendo, ordenando y uniendo una selección de los planos en base a una idea y dinámica determinada. El montaje es una de las disciplinas esenciales en la realización de una película que, además, requiere de una gran capacidad creativa.

hoja script los castigadores
Hoja de script de la película Zigortzaileak (Los Castigadores)

La combinación de las secuencias, su ordenamiento y mezcla con los distintos elementos auditivos implica dotarlas de un significado que no poseen por sí mismas. El concepto esencial en el montaje es la emoción, pues lo que va a recordar la audiencia no es la edición, sino lo que han sentido al ver la obra. La emoción es superior a cualquier otra categoría a la hora de hacer y montar una pieza.

Montaje de sonido: el universo sonoro

A lo largo de la historia del cine sonoro, el departamento de sonido ha ido cobrando una importancia cada vez mayor. La riqueza del sonido es hoy un factor de calidad estética esencial. Para que el sonido constituya un acompañamiento realista de la imagen, es imprescindible reproducir en la banda sonora el proceso mecánico de nuestra audición, es decir, incorporar sonidos con un significado concreto.


Grupos de profesionales que intervienen en el montaje de sonido

A grandes rasgos, hay tres grupos de profesionales, aunque la misma persona pueda pasar de una función a otra. El primer grupo graba lo que ocurre durante el rodaje, fundamentalmente diálogos, pero también los sonidos disponibles (una o varias parejas pertiguista & ingeniero/a de sonido [boom operator & production recordist]. El segundo grupo comprende a los/as montadores/as (sound editors), encargados/as de hacer una lista de los sonidos que hay que añadir, reemplazar o mejorar (etapa de spotting); a continuación, estos sonidos se buscan en el exterior o en una colección personal, antes de montarlos en la banda sonora.

Tras la fase de spotting, existen al menos cuatro especializaciones dentro de este grupo de montadores/as: el equipo de efectos especiales (sound effects crew), el equipo que procede a la postsincronización de la voz (ADR crew), el que se ocupa de la música (music crew) y, por último, el equipo de creadores de sonidos (Foley crew), que interviene lo más tarde posible. 

El tercer grupo incluye a los mezcladores (sound mixers) que reúnen todos los sonidos, incluida la música, y los mezclan. Esta es la etapa final de la puesta a punto. 


Contar historias a través del sonido

Cada película tiene un tipo de sonido en función de si es más atmosférica o más narrativa. El sonido también narra, por lo que se pueden añadir sonidos que no están en la imagen, un trabajo muy similar al de un/a compositor/a, pues se trata de producir algo similar a la música, pero con sonidos. Además, la experimentación con nuevos sonidos es un trabajo especialmente apasionante y creativo que posibilita inventar mundos nuevos dentro de la película.

En síntesis, al igual que en el montaje de imagen, hay una parte técnica y otra más artística en el trabajo del/de la montador/a de sonido. Todo forma parte de un mecanismo que sirve para contar una historia en relación a la imagen, la música y los diálogos.

Efectos VFX

Los efectos visuales o VFX son todos aquellos procesos mediante los cuales se manipula una imagen añadiendo o modificando determinados elementos. Para realizar VFX hay que combinar tanto habilidades técnicas como artísticas. Con la evolución de las herramientas digitales, el arte de los efectos visuales se ha perfeccionado cada vez más y se han generado múltiples especializaciones en el sector.

No obstante, la creación de este tipo de efectos supone una gran complejidad y su desarrollo se produce en 3 fases. En la etapa de preproducción se incluyen tareas intelectuales, logísticas y técnicas cuyo objetivo es doble: por un lado, establecer las bases, dimensión y estructura del proyecto y, por otro, planificar adecuadamente la fase de producción para prever necesidades, herramientas y materiales necesarios. En la fase de preproducción se pueden englobar tareas como:

  • Script
  • Storyboard
  • Animatics
  • Production design
  • Research&Development

En la fase de producción, además de tomar los elementos preproducidos y combinarlos en base a un plan de rodaje, hay que producir material anexo que será esencial en la posterior fase de postproducción. Destacan tareas como:

  • On set reference
  • HDRI
  • Color calibration reference
  • Tracking
  • Lens calibration chart

Por último, en la fase de postproducción se toma el material generado en las fases previas y se combina con otros elementos (de librería o síntesis) de forma que la visión del/de la director/a del proyecto sea lo más clara posible. Esta fase incluye tareas como:

  • 3D
  • Camera tracking
  • Rotoscoping
  • Compositing
  • Color correction
  • Editing

El conformado

En el proceso de conformado se sustituye el material offline por el material de calidad, siendo clave para una óptima finalización del procedimiento. Aunque es un proceso bastante automatizado, no está exento de problemas dada la diversidad de elementos que intervienen.

En este proceso hay que tener en cuenta los eventos de la lista de edición: fundidos, encadenados, ralentizados, sobreimpresiones. 

Conformado-Blog
Informe del laboratorio sobre el negativo

Hay diferentes programas para hacer el conformado. Una de ellas es Da Vinci Resolve.

Es recomendable que, además de las cintas o archivos originales, dispongamos de una película de referencia a baja resolución para poder chequear el conformado y asegurarnos que todo está bien. Incluso cuando la película se ha conformado correctamente, es necesario volver a recrear efectos, fundidos encadenados, cambios de velocidad, etc.

El proceso de conformado es complejo y tiene una importancia vital para la corrección de color.

En cuanto a las responsabilidades, el/la montador/a debe supervisar los efectos ópticos y títulos que se van a incorporar en la película, mientras que el/la director/a y productor/a se encargan de aprobar el conformado final.

La corrección de color: 

El término etalonaje (color timing) se ha utilizado en la tradición cinematográfica para referirse a la corrección final de color. En vídeo y TV ha sido más habitual el término corrección de color (color correction/color grading). En los nuevos sistemas de composición digital se ha consolidado la convergencia de las herramientas de postproducción para cine digital y vídeo, por lo que se utilizan indistintamente ambos términos.

La función del etalonador o colorista es efectuar las correcciones de color, brillo y contraste controlando la calidad, colorimetría y luminosidad de la imagen para igualar los planos de las distintas secuencias. Esta tarea suele abordarse al final del proceso de producción de una pieza audiovisual, aunque, en algunas casos, el/la colorista participa en etapas previas para hacer correcciones en el set de grabación o para actuar sobre los brutos, especialmente en grabaciones complejas para efectos visuales.

Durante el rodaje ya se empieza a trabajar en el color tomando en cuenta el trabajo posterior en postproducción. Por ende, el trabajo en equipo siempre es la clave para alcanzar los objetivos artísticos de un proyecto.

Aunque el colorista pueda intervenir antes, es en la etapa de postproducción cuando adquiere su mayor protagonismo poniendo su talento al servicio de las instrucciones técnicas y artísticas que recibirá del/de la director/a de la película y el/la director/a de fotografía. La elección del color nunca es arbitraria, sino que hay una reflexión muy profunda de fondo. 


Las seis tareas del colorista

Según el director de cine Alexis Van Hurkman, el colorista o etalonador tiene seis tareas principales: 

  1. Corregir errores de color y de exposición.
  2. Conseguir que el centro de interés de la imagen se vea bien.
  3. Igualar los distintos planos de una escena.
  4. Crear un estilo visual.
  5. Crear profundidad.
  6. Ajustar la señal a las normas de calidad.
Color Da Vinci Resolve-Blog
Ventana de corrección de primarias de DaVinci Resolve

Programas más utilizados en postproducción

En montaje, los dos software más implementados son Avid y Premiere. Para iniciarse a los efectos visuales y aprender a hacer animación de gráficos en 2D, la herramienta más destacada es After Effects, mientras que en montaje y postproducción de sonido se suele utilizar Protools. 

En el campo de la composición y los VFX, las dos herramientas más utilizadas en los estudios de postproducción a nivel internacional son Nuke y Flame. Asimismo, Houdini, el programa de diseño en 3D, se complementa a la perfección con ambos software de composición para la simulación con partículas de todo tipo de efectos y fenómenos naturales: agua, humo, fuego, explosiones, telas, niebla, nieve, destrucciones, arquitecturas, texturas, etc.

Por tanto, el manejo y conocimiento de estas tres herramientas utilizadas en los estudios de postproducción más prestigiosos (Pixar, Disney, ILM, Lucas Films, Weta, etc.) proporcionan una perspectiva profesional internacional al más alto nivel.

En corrección de color, las dos herramientas de software imprescindibles son DaVinci y Mistika, que permiten una aproximación conceptual a la psicología del color y a las tendencias visuales en el tratamiento de la imagen.

En los programas del Área de Animación & Postproducción de la Escuela Universitaria de Artes TAI podrás conocer y aprender a manejar todos estos programas para obtener una cualificación técnica al más alto nivel al mismo tiempo que desarrollas un perfil artístico en un ambiente creativo multidisciplinar que te permitirá destacar en el amplio sector de la postproducción.

Referencias


Juániz, J. (2016). La postproducción. En C. Andreu (Coord.), Guía de creación audiovisual. De la idea a la pantalla (pp. 89-113). AECID.
Jullier, L. y Rodríguez, A. F. (2007). El sonido en el cine. Paidós.
Utray Delgado, F. (2015). El flujo de trabajo de la corrección de color en postproducción
audiovisual. En F. Utray, M. Armenteros y A.J. Benítez (Eds.), Postproducción digital: una perspectiva contemporánea (pp. 159-188). Madrid: Dykinson.