Cerrar

Solicita información sobre nuestros estudios

Conoce las opciones que te da estudiar en el mayor campus de las artes en Madrid. ¡Te contestaremos lo antes posible!

Blog Por qué estudiar cine: conoce las claves
Blog Por qué estudiar cine: conoce las claves

Por qué estudiar cine: conoce las claves

octubre 19, 2022
Por qué estudiar cine

Pasión, vocación, intención… Historias que contar. Estudiar cine va mucho más allá de trabajar en películas

La industria cinematográfica crece cada día más, no solo en Hollywood, sino que evoluciona y se expande desde cada rincón del mundo. Cada vez se ve más cine, se consume más contenido y, por lo tanto, se crea mucho más.

La industria cinematográfica

Siempre que se habla de cine se escucha algo llamado “la crisis del cine”. Desde casi los inicios de su historia, se ha dicho que el cine no tiene futuro y la realidad es que, cuando se habla de esa crisis, se está hablando de una mutación propia del tiempo y la “forma de hacer cine”, que, al final, va cambiando. Es por eso que podemos decir que el cine de 1928 no tuvo futuro, básicamente, porque aquel cine tiene poco que ver con el de ahora.

Así, la industria cinematográfica se define como un movimiento que cambia y evoluciona casi día tras día, un modelo de producción que muta, se establece y luego vuelve a cambiar. Nada tiene que ver cómo se hizo Titanic en 1998 a como se haría ahora, las cámaras, la iluminación y, sobre todo, la tecnología cinematográfica es completamente diferente, lo que no tiene por qué significar que sea mejor, sino diferente.

Todo esto significa que una de las claves más importantes a tener en cuenta a la hora de decidir si estudiar o no cine es que hay que estar siempre en continua formación. Hay que continuar aprendiendo, investigando y creando, ya que hay tanta gente haciendo cine que el secreto para destacar es marcar la diferencia.

¡VEN A ESTUDIAR CINE Y SERIES EN EL CORAZÓN MADRID!
AHORA ES TU MOMENTO

Razones por las que estudiar cine

La formación es tan importante como la vocación

Cierto es que la razón principal para estudiar cine, como casi todo lo demás, debe ser la vocación. Es muy importante que el/la estudiante de cine tenga una necesidad íntima de crear, así, con esa sensación la toma de decisiones es siempre más sencilla.

Y, por supuesto, hay que tener también las ganas de aprender y formarse. A la hora de estudiar cine es imprescindible elegir bien la Escuela en la que se va a cursar una titulación. Esa es la hora de investigar y tener en cuenta una serie de aspectos que marcarán la diferencia:

  • Equipo docente: lo ideal es que el profesorado de la Escuela que se vaya a elegir esté en activo, así, el alumnado estará siempre en contacto estrecho con la industria, adquirirá los conocimientos más novedosos y estará al tanto de las tendencias.
  • Áreas artísticas: cuantas más mejor. Una escuela en la que la interdisciplinariedad sea la base siempre ayudará al artista a desarrollarse en un ámbito más completo. Conocer todas las áreas y trabajar con ellas es esencial para convertirse en un artista 360, sea cuál sea la rama escogida. Un área importante a tener en cuenta es la de Artes Escénicas, disciplina que no suele ser común en las Escuelas de Cine, ya que poder trabajar mano a mano con actores y actrices dará al cineasta una gran ventaja. Otro área a tener en cuenta es Música, pues lo normal, es que cuando alguien estudia cine haga proyectos tanto para la escuela como para sí mismo. Si la escuela tiene un área de música con la que trabajar y estar en contacto, la composición de bandas sonoras siempre será más sencilla.
  • Instalaciones y equipamiento: es importante trabajar con equipos actualizados, platos e instalaciones adecuadas que preparen a los artistas para lo que encontrarán en la industria.
  • Calidad de la formación: escuchar opiniones, conectar con antiguos alumnos y alumnas, hablar con el alumnado actual, etc., son acciones que mejorarán la información de la persona interesada sobre la escuela y le ayudarán a tomar la mejor decisión posible.
  • Bolsa de trabajo: un imprescindible. Siempre es necesario que una Escuela de Cine de la oportunidad de hacer prácticas a su alumnado, lo que lo conectará con la industria y facilitará la posterior inserción laboral.

El ambiente artístico

Estudiar en una Escuela dedicada a las Artes abre la mente a todo aquel que estudie o trabaje allí. Rodearse de un ambiente lleno de artistas potencia la creatividad, y más si la escuela cuenta con talleres o espacios en los que los artistas pueden expresarse y crear.

estudiar cine - muñecas

La necesidad de contar historias

Cualquier persona interesada en estudiar cine tiene algo por dentro que lo llama a hablar, a contar historias, ajenas o propias, pero siempre tienen algo que comunicar. Ahí está la clave para comenzar en el cine, solo una idea, un recuerdo, una palabra que lleve al artista a escribir una nueva historia.

Aprende con profesionales y crea tu red de contactos

Como mencionamos anteriormente, es clave que el profesorado de la Escuela esté en activo, es decir, que trabaje en la industria a la vez que imparte clases, así, el alumnado aprenderá de primera mano todo lo necesario y novedoso del sector.

Cine como herramienta de cambio

Esta no es una razón necesaria para todo el mundo, pero sí es bastante común entre los cineastas: la necesidad de contar historias reales o aportar en el mundo para generar o ayudar a la transformación social. Mostrar realidades sociales, criticar injusticias, promover cambios, todo ello desde una manera artística.

Solicita información Visita TAI