Recomendaciones
Blog “Creatividad y emociones”, la primera sesión de Artista+
Blog “Creatividad y emociones”, la primera sesión de Artista+

“Creatividad y emociones”, la primera sesión de Artista+

mayo 18, 2021


El ciclo de charlas ARTISTA+ es una iniciativa de TAI para hacer de nuestro centro educativo un lugar en el que toda nuestra comunidad pueda sentirse cómoda y compartir sus inquietudes. Creemos firmemente en el poder transformador de las artes en la sociedad y en la responsabilidad del artista consigo mismo y con su entorno para construir espacios igualitarios donde sentirse identificados y que hagan crecer como personas y como colectivo.

Artista+ se compone de un total de tres charlas en las que cabe el debate sobre la orientación sexual, la identidad de género o cómo enfrentarse a situaciones que pueden incomodar en el ámbito sexual, físico o emocional.  ISABEL SERRANO, psicóloga, directora y fundadora del centro ENPOSITIVOSI ha sido la encargada de inaugurar el ciclo Artista+ con su taller “Respirar alegría”. En él la especialista ha profundizado sobre las cuatro emociones básicas del ser humano: la ira, la tristeza, el miedo y la alegría.

“Estas emociones son de supervivencia pura, de protección”, explica la psicóloga, quien añade que LA CREATIVIDAD ES UNA CAPACIDAD, ayuda a que, aunque se esté haciendo algo complicado, el ser humano “se pueda sentir bien, aunque todo lo del alrededor no vaya bien”. “El cerebro desenchufa unas emociones de otras y no se vuelve a reconectar solo, hay que entrenar las emociones positivas”, recuerda. Aunque también explica que cada uno tiene su propio “set point”, un rango, un techo de cristal para ser felices. “Se puede ser feliz hasta cierto punto, por lo que hemos vivido”, añade la especialista.

CADA PERSONA VIVE COMO RESPIRA y podemos entrenar la respiración”, afirma Serrano, quien recuerda que las emociones “se contagian”. “Cambia tu atención y cambiarán tus emociones. Atención y emociones están muy ligadas”. En cuanto a la tristeza, “se suele asociar con depresión y no es lo mismo”.

Hay que aflojar el ritmo, dirigir la atención a uno mismo, limpiar, drenar para dejar espacio a otras cosas. La tristeza habla de pérdidas, si nos resistimos a ellas, no dejamos entrar cosas nuevas, positivas. LA TRISTEZA ES CREATIVA si no te quedas en ella y la procesas. Si te quedas instalado en la tristeza no se deja entrar cosas nuevas”, añade la psicóloga, que asegura que el cambio respiratorio es una herramienta.

La última parte del taller se centra en la práctica de un ejercicio de respiración, consistente en llevar la respiración al abdomen e inspirar en 4 tiempos y espirar en 8 con el que es posible conseguir que “el marcapasos” del estrés se desenchufe y conectar cuerpo y mente.

BELÉN PALLARÉS Y RUBÉN FERNÁNDEZ-COSTA

La segunda parte de la jornada ha corrido a cargo de la psicóloga clínica Belén Pallarés y el doctor Cum Laude en Ciencias de la Información e Ingeniero de Telecomunicaciones, Rubén Fernández-Costa.

En esta sesión se ha abordado el estigma que suponían las enfermedades mentales antes, sobre lo que Pallarés apunta que “no existen personas enfermas y personas sanas”, sino que todo es un continuo, hay momentos y días.

También se ha tratado la positividad tóxica y la hipocondría que existe actualmente acerca del temor a sufrir todos los trastornos mentales existentes. Respecto a los artistas, los expertos apuntan que, debido a la sensibilidad que tienen, al hecho de que trabajan con sus emociones, a que suelen ser personas autoexigentes, a lo que se suma el hecho de pertenecer a la generación Z, nacida con la tecnología, muy impulsiva, independientes laboralmente y creativos todo ello conlleva a sentir soledad o ansiedad.

Según Fernández-Costa vivimos en una época “VUCA”, es decir volatile, uncertain, complex and ambiguous (volátil, incierta, compleja y ambigua).

BLOQUEOS CREATIVOS

El taller se centra en los bloqueos creativos, esos sentimientos que se producen cuando, a pesar de hacer lo que haga, no es lo que se quiere hacer. A este respecto, los expertos expresan que es “un tránsito inevitable”, que forma parte de un proceso. “No existen emociones buenas o malas, estamos en constante movimiento. Las emociones son energía para darle sentido a lo que estamos viviendo. Nos ayudan mejor a captar la experiencia que estamos viviendo. Todas son útiles, nos ayudan y dan sentido”, explica la psicóloga.

Ella misma recuerda que, a veces, «vivimos desconectados cuerpo y cabeza y que se deben conectar, así como escuchar al cuerpo, ser conscientes de lo que dice”. “El bloqueo se produce cuando se da un choque de expectativas con lo que se está haciendo, igual nos exigimos más de lo que podemos hacer en ese momento”.

AUTOEXIGENCIA

Fernández-Costa hace hincapié en la gran autoexigencia que existe hoy día y en el exceso de mirar a los demás y no mirarnos a nosotros mismos. También habla sobre “la obligación moderna del éxito”, algo sobre lo que antiguamente no se hablaba y que está muy relacionada con esa ansiedad de conseguir cosas. “A veces, estamos más pendientes del éxito que de hacer lo que nos gusta”. “Es importante poder dedicarse a lo que a uno le gusta hacer por encima de la repercusión que pueda tener”, afirman y también en “la necesidad de parar y refrescar el cerebro”.

A este respecto, Belén ha indicado que nuestro corazón está agarrado a los likes que se obtienen en redes sociales. Hay que desvincularse de eso y conectar con uno mismo, eso ayuda a no desviarse, a seguir el propio camino y a experimentar.“Cuando se persigue agradar a la gente, se hace rígido el cerebro, se bloquea”.

Según Belén, el cerebro es una masa de elementos interconectados, un cableado eléctrico. “Normalmente pensamos sobre las mismas cosas y la creatividad hace que la masa se relaje, sea flexible, seamos permisivos con nosotros mismos y respetuosos”.

FRUSTRACIÓN

La frustración es otro de los temas tratados durante el encuentro. “El ingrediente que debe estar siempre en la creatividad es la frustración”, afirma  Rubén, quien indica que “un poco de incomodidad para crear e imaginar que otras cosas son posibles es necesario”. “Hay que entrenarse en la frustración”.

El principio de distanciamiento y el de aplazamiento del juicio completan los conceptos tratados. Es decir, ser capaces de aplazar el momento de solucionar el problema y el juicio sobre uno mismo.

Las tres R: Romper (tomar distancia), Resetear (quitarle peso a lo que hacen los demás) y Reconectar con uno mismo han sido otros asuntos que también se abordaron en la sesión.