Escuela de artes TAI
Recomendaciones
Cerrar

Solicita información sobre nuestros estudios

Conoce las opciones que te da estudiar en el mayor campus de las artes en Madrid. ¡Te contestaremos lo antes posible!

Blog Cómo cantar bien: tipos de voces y técnicas
Escuela de artes TAI
Blog Cómo cantar bien: tipos de voces y técnicas

Cómo cantar bien: tipos de voces y técnicas

septiembre 20, 2022
CÓMO CANTAR BIEN

Todo llega y cantar bien no va a ser menos. Como dijo Julie Andrews, es sencillo: “al leer empezáis con A, B, C, y al cantar empezáis con Do, Re, Mi”

La voz es el instrumento más especial y único que una persona puede poseer. Además, su potencia y capacidad de evolución es tan amplia que puede llegar a alcanzar rangos inigualables. No es necesario nacer con buena voz para saber cantar, todo puede mejorar cuando se práctica una buena técnica y se mantiene una constancia de trabajo.

Tipos de voces

El primer paso para aprender a cantar es identificar el tipo de voz que se tiene. En su forma más básica y dependiendo la amplitud tonal de cada uno, las voces se dividen en dos grandes categorías: voces femeninas y voces masculinas. Aunque, la realidad, es que muchas veces resulta contraproducente encasillarse en una sola categoría o voz, ya que el objetivo es siempre mejorar y alcanzar el máximo potencial.

Voces femeninas

Las voces femeninas suelen ser aquellas que tienen el rango vocal más alto, es decir, llegan y parten de notas más altas en la escala, además, se distinguen entre voces ligeras, con registro más agudo y menos cuerpo, o dramáticas, con menos registro pero más cuerpo y potencia. Entre ellas se distinguen tres tipos:

  • Soprano: es la voz más aguda dentro de esta clasificación, suelen ser voces con alta potencia que alcanzan las notas más altas en la escala de un piano, normalmente van desde do4, zona central del piano, hasta un do6. En esta categoría hay voces ligeras, líricas y dramáticas, siendo la segunda menos dura que la primera. En la cultura popular destacan nombres como Christina Aguilera, Montserrat Caballé, Celine Dion, Ariana Grande, Mariah Carey, Aretha Franklin, Kelly Clarkson o Julie Andrews.
  • Mezzosoprano: es una voz con algo más de juego que la anterior, aunque no llega tan alto, al alcanzar notas más bajas, tienen más capacidad para variar el timbre. En este caso, las voces ligeras y las dramáticas se parecen a las sopranos dramáticas, pero con registros más graves y más capacidad de ornamentación lírica en el caso de las ligeras y mucha más potencia, en el caso de las dramáticas. Destacan voces como Whitney Houston, Dua Lipa, Barbra Streisand, Beyoncé, Miley Cyrus, Bonnie Tyler o Sara Bareilles.
  • Contralto: es la voz menos común en el rango femenino, solo un 2% posee esta voz tan baja. Entre las más conocidas destacan Amy Winehouse, Lana del Rey, Tina Turner, Cher, Diana Krall o Adele, que navega entre mezzo y contralto.

Voces masculinas

Las voces masculinas cuentan con una categoría que las femeninas, aunque la primera suele no nombrarse al ser muy poco habitual. Se mueven en los rangos más bajos de la escala y más gravedad en su tesitura.

  • Contratenor: es la voz que más semejante a la soprano, lo que la hace muy poco común. El contratenor puede explorar la voz de pecho, de cabeza o el falsete y siendo voces poco comunes. Destacan, sobre todo del mundo de la ópera, Philippe Jaroussky, Andreas Scholl o Maisons-Laffitte.
  • Tenor: sin contar con los contratenores, los tenores son las voces más altas del rango masculino, moviéndose, normalmente, desde el Do3 hasta el Do4 y con una potencia y cuerpo mayores que el anterior. Las voces más conocidas son las de Plácido Domingo, Andrea Bocelli, Luciano Pavarotti, Freddy Mercury o Ed Sheeran.
  • Barítono: es el tipo de voz más común entre los hombres, son voces con menos rango pero más brillantes y con más cuerpo. No son capaces de llegar a notas muy agudas de una manera tan sencilla como los tenores o contratenores, pero alcanzan notas más graves y oscuras con una facilidad remarcable. Destacan voces como la de Michael Bublé, Elvis Presley, Bruce Springsteen, Bob Dylan, David Bowie, Frank Sinatra, Robbie William o Lewis Capaldi.
  • Bajo: son las voces más graves y oscuras de toda la escala, en muchas ocasiones comparada con las notas de un violonchelo. Son poco comunes y muy difíciles de encontrar en una edad temprana. Hablamos de voces como la de Johnny Cash, Barry White o Lee Marvin.

Cómo definir un tipo de voz

Es importante tener en cuenta que, aunque los tipos de voces se clasifiquen y se pongan ejemplos de personas concretas, las categorías no son absolutas, sino que una voz o un cantante puede navegar entre varias características o incluso ser mixta. La categorización no implica que una voz sea mejor que otra ni que las voces no sean variables o flexibles, es más, dentro de cada tipo de voz, existen múltiples gradaciones, matices y potenciales.

Para calificar una voz es importante tener en cuenta las siguientes características:

  • Rango: todas las notas de una escala que una voz es capaz de producir.
  • Tesitura: notas en las que la voz está más cómoda, es decir, se llega a ellas con facilidad.
  • Peso: depende de si la voz es más ligera, más oscura, más pesada o, en otros casos, brillantes, ágiles, flexibles, potentes, etc..
  • Timbre de voz: siendo algo un poco más experto, el timbre se refiere a la calidad y la textura, lo que los profesionales llaman “el color” de la voz, algo que las hace únicas.

Técnicas vocales para cantar bien

Respiración diafragmática

Para cantar es imprescindible tener control sobre la respiración. Al nacer, los seres humanos tienen a respirar natural e involuntariamente desde el diafragma, pero, a medida que crecemos perdemos esa capacidad de respiración profunda y estable y pasamos a respirar más rápido y superficial, lo que se convierte, a largo plazo, en perjudicial para la salud.

El diafragma es uno de los músculos más grandes y fuertes del cuerpo, y está situado entre la cavidad torácica y la abdominal. Actúa de la siguiente manera: su forma natural es curva, así que, al tomar aire, el diafragma, que no los hombros, se encoge y el aire baja. Una vez expulsamos el aire, el diafragma se hincha, volviendo poco a poco a tu forma natural.

Es necesario tener un control absoluto de esta acción, así la respiración será mucho más profunda y, a la hora de que el aire salga, las cuerdas vocales no sufrirán. Para cantar bien, la respiración se divide en tres fases: inspiración, bloqueo y espiración; es decir, se toma aire, se mantiene y se expulsa; siendo esta última la parte más difícil y la clave para controlar la salida de aire, y por lo tanto, la potencia y resistencia de la voz.

Además, en el caso de cantar y bailar al mismo tiempo, como ocurre en el teatro musical, el control de la respiración es un factor imprescindible que ayuda al artista a mantener una buena dicción y proyección de la voz mientras realiza los pasos de baile o movimientos marcados en guion.

Uno de los ejercicios más comunes para practicar la respiración diafragmática es el siguiente: coloca alrededor de la cintura, justo por encima del ombligo, un cinturón o elástico que rodee las costillas y boca del estómago. Al tomar aire, el diafragma se contrae, pero las costillas se abren para tomar aire, lo que significa que, al inspirar, el cinturón deberá ajustarse, mantenerse mientras se aguanta el aire y aflojarse al exhalar.

El ejercicio consiste en inhalar profundamente y retener durante 5 u 8 segundos para luego ir exhalando muy suave y lentamente, intentando mantener tenso el cinturón hasta quedar sin aire. Lo ideal es repetirlo todos los días de 3 a 5 veces. A medida que se practica, será más sencillo y el aire aguantará más tiempo retenido y la exhalación será más larga.

Hidratación y descanso

Una de las técnicas más importantes para cuidar la voz es cuidarse a uno mismo. Por eso el descanso y la hidratación son clave para tener una calidad vocal buena y saludable. Las cuerdas vocales necesitan hidratación para su lubricación y un mejor funcionamiento y, por supuesto, también deben descansar, no solo durmiendo bien, sino manteniendo rutinas de silencio y descanso vocal.

Postura corporal

La postura ideal para cantar es de pie con las piernas abiertas a la altura de los hombros, esto permite mantener una estabilidad mayor y ayuda a apoyar para proyectar la voz correctamente.

Calentamiento vocal

Calentar la voz es un paso fundamental que nunca debe saltarse. Comenzar a cantar sin calentar fomenta los problemas en las cuerdas vocales, es como hacer ejercicio sin calentar antes, es mucho más probable lesionarse. Existen muchísima variedad de ejercicios, adaptados a todos los tipos de voces, escalas, potencia y posición de la voz. Puedes encontrar algunos aquí.