En el Centro Universitario de Artes TAI conocemos bien el valor diferencial de la formación en artes. La formación integral del ser humano se revela como un paradigma clave para abordar los retos del futuro, y en ello la educación artística juega un papel fundamental.

El estudio y la practica continuada de las artes, por la propia naturaleza y exigencia de las mismas, confieren a la persona una serie de capacidades, habilidades y competencias aplicables a cualquier entorno profesional.

El profesional formado en artes, por tanto, posee aptitudes para generar un salto cualitativo. Aporta soluciones distintas a los problemas habituales y nuevas soluciones a los problemas nuevos.

TAI ha desarrollado en su pedagogía la manera de desarrollar aptitudes, herramientas y destrezas específicas.

Creatividad

Aptitud repara encontrar formas originales y eficaces de hacer o resolver en situaciones diversas.

Pensamiento divergente

Procesos de asociación de ideas a partir de la propia espontaneidad y creatividad que agilizan el hallazgo de estrategias y soluciones.

Autocrítica

Valoración crítica del comportamiento o la obra personal.

Dominio del entorno

Identificar los elementos que inciden o componen un contexto y dialogar con cada uno de ellos.

Autonomía

Suficiencia de recursos y herramientas para cumplir un objetivo o llevar a buen término un proyecto.

Dominio del entorno

Identificar los elementos que inciden o componen un contexto y dialogar con cada uno de ellos.

Control emocional

Dominar los impulsos y relegar acciones o decisiones hasta valorar el alcance de sus posibles consecuencias.

Trabajo en equipo

Actitud absolutamente necesaria para liderar un equipo, colaborar o formar parte de él.

Dimensión internacional

Poseer marcos de referencia universales, trascender las fronteras.

Esfuerzo y capacidad de trabajo

Muchas técnicas y habilidades concretas se entrenan y perfeccionan.

Adaptación al cambio(resiliencia)

Flexibilidad en la incorporación de nuevas dinámicas o alteración de los flujos y elementos de trabajo.

Comunicación interna y externa

Facilidad para hablar en público, exponer situaciones, escuchar puntos de vista diferentes -incluso opuestos- sobre un mismo tema.

Asertividad y mejor autoestima

La confianza en uno mismo permite explicar y exponer con firmeza, sin miedo a argumentos u opiniones adversas.

Disrupción tecnológica o emocional

Desde una innovación práctica hasta un cambio en la opinión generalizada, los artistas están en condiciones de transformar y acelerar la evolución.

Mentalidad y herramientas para el emprendimiento.

Para abrirse camino con garantías y sin dependencias.