Los inicios
de TAI

TAI nació en Madrid en 1971 como el Taller de Artes Imaginarias, un Taller de Artistas, para Artistas. En sus inicios comenzó como punto de encuentro para las artes plásticas, donde alumnos y profesores compartían aprendizaje y transmisión de ideas. Un lugar abierto a la inquietud creativa y un ejercicio constante de la imaginación, como reflejaba su primera denominación.

En un local de la madrileña calle San Mateo, un antiguo almacén de aguas minerales, tuvo su primera sede este proyecto educativo. Era un lugar pequeño, pero con mucho encanto, donde, además de las clases, se hacían tertulias, charlas o proyecciones y los alumnos exponían sus ideas, opiniones y trabajos.

El Taller de Artes Imaginarias fue pionero en la enseñanza de las Artes en un momento en el que no había iniciativas similares. La situación del país no acompañaba a este tipo de actividades, en las que se fomentaba el espíritu crítico del artista y su libertad de creación. La oferta educativa oficial era insuficiente y estaba encorsetada en un método muy rígido.

Un grupo de jóvenes de diferentes disciplinas artísticas, tras acumular sus propias experiencias en el campo del teatro, el cine, la arquitectura, la fotografía, las artes plásticas y la literatura, fueron sumándose a este proyecto, haciendo realidad una Escuela multidisciplinar, libre y creativa.

Con el paso de los años se ha creado la Comunidad TAI, formada por miles de horas compartidas entre alumnos y profesores, unidos por una misma ilusión: La Pasión por las Artes.

Año tras año, el proyecto ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades y cambios que el paso del tiempo ha requerido. La tecnología, las herramientas y medios de trabajo han ido transformándose, pero la Misión y los Valores del Centro Universitario de Artes TAI han perdurado en el tiempo: EL PODER TRANSFORMADOR DE LAS ARTES EN LAS PERSONAS Y PARA LA SOCIEDAD.

Pilar Ruiz
cofundadora