Recomendaciones
Blog Los carteles más memorables de la Historia del Cine en El Círculo
Blog Los carteles más memorables de la Historia del Cine en El Círculo

Los carteles más memorables de la Historia del Cine en El Círculo

octubre 29, 2012
Cartel de Saul Bass.
Cartel de Saul Bass.

El nombre de Saúl Bass se encuentra íntimamente ligado al arte y al cine. Sin él sería muy complicado explicar la renovación que sufrió la industria en lo referente al diseño gráfico de carteles y títulos de crédito. El Círculo de Bellas Artes nos da la oportunidad de acercarnos a los míticos trabajos del célebre diseñador que se han convertido el los carteles más memorables de la historia del cine: Psicosis, Vértigo, Anatomía de un asesinato, Éxodo o El  hombre del brazo de oro, entre otros. Los fondos han sido cedidos por Gerardo Vera, quien posee una vasta colección de carteles y otros objetos relacionados con el diseñador. La retrospectiva muestra, además, proyecciones con los títulos de crédito más significativos de la carrera de Bass.

Vertigo.
Vertigo.

Bass comenzó utilizando estilizados diseños abstractos ricos en contenido simbólico que de un golpe visual consiguen impactar al espectador y llamar su atención sobre la película. Cada uno de sus carteles se convierte, así, en una meditada obra de arte moderno. Bass fue un gran innovador, un visionario con una perspectiva rabiosamente contemporánea del diseño cinematográfico, un autor con un estilo inconfundible cuya obra pertenece ya al imaginario colectivo de los amantes del cine.

Bunny Lake is missing.
Bunny Lake is missing.

En palabras de Gerardo Vera, “Bass consigue en una sola imagen, plasmar la idea de la película en una síntesis poderosa y definitiva que ya es, por derecho, marca de la casa…sus carteles apuntan, insinúan, casi nunca definen, dejando así un amplio margen para que sea el espectador quien complete su propia visión” “Las creaciones de Bass son como potentes lentes de aumento que iluminan los aspectos más esenciales y ocultos de la película, completando el trabajo del director, los actores, el iluminador, el director artístico y todos los
integrantes del film”.

In Harm´s Way
In Harm´s Way

 Otto Preminger fue uno de los primeros cineastas que se interesó por su trabajo y le propuso diseñar el póster de su película 'Carmen Jones'. Sorprendido ante las propuestas de Bass, Preminger le pidió que además colaborara en los títulos de crédito. Se inició aquí, por tanto, su carrera en el séptimo arte. Con Preminger colaboró en posteriores trabajos ('El hombre del brazo de oro', 'Anatomía de un asesinato') y, poco a poco, otros directores notables fueron contando con él. En el caso de Kubrick, podemos hablar de 'Espartaco' o 'El resplandor', con Billy Wilder trabajó en 'La Tentación vive arriba' o 'Un, dos, tres'. Pero quizá el director que mejor le representó fue Alfred Hitchcock, para el cuál dejó testimonio en 'Con la muerte en los talones', 'Vértigo' o 'Psicosis' (se llegó, incluso, a hablar de que Bass pudo ser el responsable de la famosa escena de la ducha, a pesar de que Hitchcock nunca lo reconoció).

Such a Good Friends.
Such a Good Friends.

Saúl Bass era capaz de ilustrar todo tipo de géneros. Su forma de sintetizar los elementos clave de un film es ya una marca de la casa que lo define a la perfección. Desde el drama al suspense, pasando por el humor (recordemos los hilarantes títulos de crédito de 'la vuelta al mundo en ochenta días' o 'El mundo está loco, loco, loco, loco…'), Bass demostró su buen hacer y dejó huella en los futuros creadores.

En la era moderna del cine, trabajó con Spielberg ('la lista de Schindler') y con Martin Scorsese ('El cabo del miedo'), por el que sentía un gran respeto.            

El espectador podrá realizar un itinerario cronológico que le llevará por distintas propuestas del artista: carteles con diferentes versiones para cada película, múltiples formatos de presentación publicitaria, carátulas de vinilos de las bandas sonoras de los filmes e incluso rarezas como el póster para 'La lista de Schindler' que Spielberg finalmente rechazó, y que conocemos 'gracias a un empleado de la distribuidora, que cogió 1.000 ejemplares y se los vendió a un coleccionista', cuenta Vera. Confiesa que su favorito es 'uno muy pequeño y muy sencillo de 'El hombre del brazo de oro' (una controvertida historia en su tiempo sobre un músico, Frank Sinatra, adicto a la heroína)', aunque reconoce que la pieza que más ha perseguido ha sido 'Vértigo': tres años hasta hacerse con ella. 

Un, dos, tres...
Un, dos, tres...

En la colección de Vera faltan todavía algunos carteles que todavía no ha conseguido como coleccionista, pero él mismo confiesa que prefiere la emoción de una colección abierta. También reconoce que dentro de la exposición hay algún que otro garbanzo negro como el cartel de West Side Story, que se creía de Bass pero que finalmente no lo era (como tampoco los de 'El mundo está loco, loco, loco…' o 'El hombre de Alcatraz').

Además de la propia exposición, el Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes proyectará los títulos más significativos de la trayectoria de Bass: 'Bonjour Tristesse', 'Vértigo', 'The Big Country', 'Anatomy of a murder', 'North by Northwest', 'Psycho', 'In Harm´s Way' y 'Bunny Lake is Missing'.

Its a mad, mad, mad world.
Its a mad, mad, mad world.

      

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=nLSt7e1GT7I[/youtube]