Recomendaciones
Blog Cómo gané la Beca Fulbright para estudiar en Nueva York con mis ídolos del jazz
Blog Cómo gané la Beca Fulbright para estudiar en Nueva York con mis ídolos del jazz

Cómo gané la Beca Fulbright para estudiar en Nueva York con mis ídolos del jazz

diciembre 24, 2020
Carolina Fontecha, alumni del Grado en Composición Musical de la Escuela TAI, ha conseguido recientemente una Beca Fulbright para estudiar el prestigioso Master of Music in Jazz Studies del Queens College de Nueva York. La modalidad obtenida es la beca Fulbright para la Realización de Estudios de Master - Ministerio de Universidades, que forma parte de uno de los programas de ayudas más prestigiosos del mundo. TAI tiene el honor de contar con otros antiguos becarios Fulbright entre su profesorado, staff y alumnado. Los estudiantes de artes cuentan con una modalidad de ayudas específicas donde cada año se convocan cinco becas para las especialidades: Artes audiovisuales, Artes escénicas, Artes plásticas y visuales, Música y musicología, así como Museología y conservación del patrimonio. A continuación, Carolina Fontecha nos narra su trayectoria donde sus primeros años en TAI unidos a su propio esfuerzo, talento y pasión por la música le llevaron a estudiar con los mejores músicos de jazz en la gran ciudad de Nueva York.

Cómo gané la Beca Fulbright para estudiar en Nueva York con mis ídolos del jazz

Después de haber terminado la carrera de Composición en TAI estuve trabajando de profesora en dos escuelas de música (como profe de guitarra y de canto respectivamente) y estudiando por mi cuenta en clases y cursos privados de composición de Jazz, composición clásica y canto.
Tengo la suerte de que mis padres, ambos, han estudiado y trabajado en el extranjero en algún momento de sus vidas, y fueron ellos los que me animaron a buscar estudios y trabajos que me permitieran una experiencia fuera de casa. Conocí el Jazz en la carrera y la verdad es que me encantó. Muchos de nuestros profes en la TAI son grandes personalidades del Jazz en Madrid y yo seguí estudiando Jazz después de la Universidad, por lo que me centré en esa disciplina. El nivel de Jazz que hay en Nueva York es de los más altos del mundo. Nueva York es una ciudad puntera para muchas disciplinas y la música es una de ellas.
Preguntando también a mi profe de composición y arreglos jazz, Miguel Blanco, y realizando investigación por mi cuenta encontré a Michael Mossman, que es una leyenda del Jazz, compositor, arreglista y trompetista que ha trabajado con los más grandes (Michel Camilo, Ray Barretto, Jimmy Heath, Bob Mintzer, Arturo O'Farrill, Bobby Sanabria, Pat Metheny, Horace Silver...). Él es profesor del Departamento de Composición en Queens College, CUNY New York.
En octubre de 2018 mi novio y yo hicimos un viaje a Nueva York con nuestros ahorros porque teníamos ganas de conocer la ciudad. Aproveché el viaje para escribir a Michael Mossman y preguntarle si tendría un momento para hablar con él. Su respuesta fue un rotundo sí. y no solo eso. Además, me invitó a una de sus clases.
Fue en ese momento cuando decidí que allí era donde quería estudiar. Preparé los papeles de la Fulbright, la prueba de Inglés y mi portfolio para la universidad. Poco a poco las cosas fueron sucediendo, fui aceptada en la universidad y más tarde pasé todas las fases de la prueba Fulbright.
Y sin creérmelo volé a Nueva York el 27 de Agosto de 2019 para comenzar mis estudios de Máster de Composición de Jazz de dos años.
La experiencia ha sido muy enriquecedora. Ha sido un crecimiento personal y profesional muy grande. Los profesores que he tenido en mis otras asignaturas aquí en Queens College están todos al nivel de Michael Mossman, son profesores en activo que trabajan con todas las personalidades del Jazz que yo escuchaba en Madrid y que corría a comprar entradas cada vez que venían a tocar.
Con el Queens College Vocal Jazz Ensemble
Aquí en Nueva York no solo he podido ir a los conciertos de todos mis ídolos si no que he tenido la oportunidad de hablar con alguno de ellos al acabar el concierto.
He podido aprender de todos mis compañeros, todos con un nivel muy alto, que venían de todas partes del mundo. Con lo cual ha sido un proceso sociocultural también muy enriquecedor. Gracias a Fulbright he tenido la suerte de poder ir a Museos como el MoMa o ver a la Orquesta filarmónica de Nueva York en el Lincoln Center.
Fulbright organizaba actividades culturales prácticamente cada fin de semana. Y lo más importante, cuando vives fuera una temporada tus amigos se convierten en tu familia. Y estoy contenta de conocer a gente de distintas partes del mundo que espero, podamos vernos pronto.
Para bien o para mal he vivido un año y medio de Nueva York sin COVID. He podido disfrutar de todo el intercambio cultural que ofrece esta ciudad que nunca duerme y nunca para. La experiencia post-COVID fue complicada. Pero a pesar de todo, los profesores de mi universidad supieron adaptarse a las clases online y hemos sacado el máximo partido de esta situación, yo por lo menos no he parado de trabajar, y eso me ha hecho mantenerme positiva en estos tiempos de tanta incertidumbre.
En el Carnegie Hall, NY
Hemos vivido hechos históricos como ha sido la lucha contra el racismo con el movimiento "Black Lives Matter", y las elecciones de Noviembre de 2019 en las que ganó Joe Biden.
Con esta experiencia he aprendido que hay cosas que no puedes controlar, que hay que vivir el presente sin agarrarse a los planes de futuro como si fueran lo único importante.
Todavía me queda de estancia en Nueva York hasta Mayo de 2021, un semestre más que esperamos que nos permita algo de música en vivo, ahora que están empezando a vacunar en Estados Unidos.
Aún hoy en día sigo aprendiendo, de esta ciudad, de mis profesores, de la música que he descubierto a raíz de vivir aquí... Y por supuesto recomiendo a todo el que quiera, a ser valiente y lanzarse a esta aventura.
Es verdad que pedir una beca Fulbright es un proceso complicado y que no tienes garantía asegurada ni mucho menos de conseguirla. Pero lo que también es verdad, y lo que sigo repitiendo a día de hoy desde que conseguí la beca, es que si no lo intentas, nunca va a pasar.